Skip to content Skip to footer

Poor Thing // De pobre, nada.

A un día de una de las marchas más emblemáticas y lava cerebros de los últimos años, y digo en un día como este, porque en realidad marchamos para recordar a aquellas personas que abrieron el camino para que las personas que aman a las del mismo sexo puedan ser libres de hacerlo sin represiones ni miradas desaprobadoras pero…

Elon Musk, el soñador que ya cambió al mundo.

En que día recordamos que dentro de esta maravillosa comunidad, entre nosotros nos agredimos por gordos, flacos, morenos, rubios, altos, bajos, musculosos, fofos, ricos, pobres, colonia rica, colonia pobre, amables, groseros y… podría hacer una larga lista de las razones por las que no entiendo como funciona cuando quieres ser orgulloso de algo que en realidad posee una discriminación subliminal.

No soy homosexual. No soy heterosexual. Soy simplemente sexual”.

Michael Stiper

Esta frase me hizo pensar en las etiquetas que nos ponemos para pertenecer, ¿Pertenecer a dónde?

Hemos pasado por un momento mundial muy poderoso, que nos ha llevado a un encierro, el que en realidad no tuvo otro objetivo más que vernos un poco a nosotros mismo y lograr identificar que era lo que no estaba sucediendo para poder hacer un cambio. Mi maestro espiritual dijo “Para lograr transformar el mundo, primero debemos transformarnos nosotros”.(Sathya Sai Baba). Eso me llevo a reflexionar sobre la cantidad de hipócritas espirituales que hay dando vueltas por ahí, que se desgastan las rodillas y las manos rezando y haciendo sacrificios para ser aceptados por… su versión de Dios y en realidad cuando salen de sus prácticas se hunden en el infierno de sus egos.

No estoy juzgando, solo quiero hacer un zoom para lograr realmente recordar a esas personas que hoy nos ayudaron a ser un poco mas tolerantes los unos con los otros sin juicio, solo por el honor de no lastimarnos siendo agresivos pasivos. Yo me reconozco como uno de ellos, pero siempre con los huevos de reconocer que soy diferente y que no necesito la aprobación de nadie más que los de mis actos, actos que al final del día me permite pararme en un lugar más compasivo conmigo, con mis ideales pero sin imponer mis desiciones a nadie.

“Lo mejor de ser gay es que nadie puede insultarte diciéndote algo que tú sabes como manejar. ¿Tú puedes?”.

Señor Uki

La mayoría que hoy va a marchar no sabe realmente por qué marchan. Dicen que marchan por los derechos, derechos que lentamente ya están funcionando de una u otra manera, pero que así y todo reclamamos semidesnudos, disfrazados y obviamente reclamando que nos tomen en serio.

Ni saben quien es Harvey Milk y que hizo para que hoy tengamos algunos derechos, pero sin el carnaval.

Me reconozco un homosexual homofóbico y no me da miedo decirlo y mucho menos aceptarlo. No pertenezco a ningún colectivo, de hecho, la mayoría de mis amigos son heterosexuales, primitivos y seguramente violentos, viola mujeres por el solo hecho de que su elección sexual sea que les gusten las mujeres.

De verdad nunca pensé que llegaríamos al momento en que la heterosexualidad sea vista como algo malo y donde el principio de la familia sea destruido por lo mismo que hace 30 años reprimía a los homosexuales. ¿No les resulta conocida la historia?

Dentro de la comunidad, por si no saben, les cuento. Cuando alguien te deja en visto o te deja plantado o hace algo que no te gusta… se lo haces al siguiente y así vivimos infinitamente en un loop de resentimiento, esto es real. Hay personas que se dedican a estudiar el comportamiento humano, sociólogos se llaman, que confirman que esta es la generación Punisher, la generación de me vengo de lo que me hicieron. ¿Dónde están los fundamentos inventados por la comunidad gay #LoveWins? jajajajaja No están. Somos la comunidad más hipócrita y destruye valores que existen después del invento social re conceptualizado del feminismo y el vegetarianismo. Ser mejor persona es más difícil que dejar de comer carne.

Nos quieren separados, peleados, enojados, guerrilleros, nos quieren confundidos, nos quieren manipulados. Defendemos ideas que repetimos como loros sin pensar en el verdadero valor social de lo que pasaría realmente. La marcha del orgullo no me representa, porque debería estar orgulloso del colectivo por el que marchan.

Estoy orgulloso de amar diferente, sin disfraz, sin echarle la culpa al otro, por el proceso por el que pase para salir del closet, por todos los días hacer las elecciones que me hacen feliz, sin lastimar a nadie, sin juzgar y por sobre todas las cosas sin odiar.

Por último y no mucho menos importante. ¿Si entendieron que esta agenda de aceptación trans humanista al úrico lugar que nos lleva es a la legalización de la pedofilia no? Investiguen bien el porcentaje de la aprobación y naturalización de la pornografía a través de las plataformas como only fans, investiguen y sepan que ya hay en otros países la legalización de que niños de 14 años ya puedan dar su consentimiento de tener sexo con mayores a partir de los 14 años. ¿No se les hace raro?

Mañana vayan a marchar, pero observen bien en los rincones de la ciudad como tenemos sexo en la vía pública sin miedo a ser reprimidos porque de eso se trata, de la naturalización del sexo.

El tiempo se termina. Extraño cuando los gays no parecíamos bajados de la nave de Xuxa, donde ser gay era solo una elección sexual y de amor.

Un enorme agradecimiento a quienes lucharon para que hoy mucha gente pueda amar sin vergüenza ni miedo en la calle y por sobre todo, en sus vidas.

  • Stacy Lentz 
  • Harvey Milk 
  • Sylvia Rivera
  • Gilbert Baker
  • Monica Helms y Michael Page
  • Keith Haring

Deja un comentario

519 7148 | Copyright Haute Culture | Brand Romance Group, inc | 2024 | All rights reserved | The year that changed the world | 419_488_71